POSTRES

junio 3, 2009

Los postres se han convertido en el despertar creativo de los chef, esta especilidad le ha dado un valor agregado el sabor, convirtiendose la imagen en una consecuencia del sabor. Las texturas y colores son las que marcan la diferencia a la hora de elaborar un postre o torta, puesto que el pensar que sabores combinados dan un buen sabor y ademas que la imagen deslumbre.

Los postres y tortas se han convertido en un muy buen regalo y su empaque es la presentacion que le da cada repostero.

Ahora los restaurantes y reposterias se han dedicado a decorar los platos donde se sirve el postre no solo es la decoracion de éste, sino la importancia que el plato donde se sirve tenga el toque del chef o del creador.

Anuncios

DULCES CAPRICHOS

junio 1, 2009

85150187

Un balneario de Sri Lanka cobra 14.500 dólares por el postre más caro del mundo, una compota de frutas completa con una escultura de chocolate y una piedra preciosa gigante.

helado_oro 

El postre fue creado para dar a los visitantes del balneario la Fortaleza, en la ciudad costera de Galle.

El postre es un helado italiano recubierto por un pan de oro y salpicada de licor de crema irlandesa, acompañado con una compota de mango y granadina con otra salsa de sabayón de champagne. Va decorado con una escultura de chocolate que representa a un pescador en zancos y una piedra aguamarina de 80 quilates.

  

 

Con un poco de excentricidad les mostraremos  algunos de los lujos con mucho oro , elegancia y buen gusto.

oro-comestivle

Un postre de 25.000 dólares

Un restaurante de Nueva York presentó un helado de chocolate de 25 mil dólares, estableciendo un nuevo Récord Guinness como el “postre más caro”.

La creación estuvo a manos de Stephen Bruce, el propietario de Serendipity 3, quien se asoció con la joyería Euphoria New York para darle forma al “Frozen Haute Chocolate”, compuesto por 28 tipos diferentes de cacao, incluyendo 14 de las más caras y exóticas del mundo.

Entre los distintos ingredientes, el postre posee oro comestible, y es presentado en una copa de oro (también comestible) que está decorada con un brazalete de oro de 18 quilates cubierto por diamantes blancos.

El sundae está decorado con crema batida (mezclada con más oro) y viene acompañado por una exclusiva Trufa “La Madelaine” de la chocolatería Knipschildt, con un precio de 2.600 dólares por libra.

Desde ya, el postre se come con una cuchara de oro que posee diamantes blancos y marrones incrustados, que uno luego puede llevarse a su casa.

La sencillez, la elegancia y la creatividad hacen que tus platos luzcan y quedes como un excelente chef, sabemos que todo entra primero por los ojos. Lo que mostraremos a continuación, es muy lujoso, pero es una tendencia que se está presentando a la hora de servir, para quedar como el mejor.

orogourmet_364

Utilizar oro en elaboraciones culinarias es una práctica que está cobrando auge y que no debemos atribuir solamente a los millonarios excéntricos. Son muchos los productos que se encuentran condimentados con oro.
Según los especialistas, la ingesta de oro aporta varios beneficios al organismo, eliminando toxinas, retardando el envejecimiento de la piel, etc. Los menús o los productos elaborados con oro disparan los precios, sólo el oro utilizado en el menú elaborado en Feliciti tenía un coste de 20 euros, sin duda, un condimento que se paga casi como una joya.

Ya desde tiempos remotos el oro se utilizaba como condimento, los habitantes del antiguo Egipto añadían partículas de oro a sus platos, pues consideraban que comer oro les permitía sentirse mejor. Otras culturas como la China consideraban al preciado metal como un elemento importante para la medicina y así podíamos elaborar una amplia lista en la que la mayoría de los países han utilizado de uno u otro modo el oro en la gastronomía.

Como decíamos antes, quizás el sabor no sea lo más destacable, pero el glamour y propiedades beneficiosas para el organismo si.

82261120[2] 

Acontinuación te mostraremos como lucirte a la hora de servir tu comida, muchas veces nos esmermos mucho en realizar la comida pero nuestra presentación, no es la mejor.

aquí te daremos algunos truquitos para que te luzcas con una excelente presentación.plato1

Dentro de lo que podríamos llamar cocina creativa, podemos hablar de una parte importante en el éxito de un plato, que es el emplatado y presentación de platos, lo que normalmente se entiende como “decoración” de platos en sentido amplio.

Desde tiempos de los romanos, con su gusto por los excesos y el lujo, se empezaron a presentar los platos de formas a cual más original, y se valoraba el merito de un cocinero por su capacidad de impresionar a los comensales.

Hoy en dia, la decoración tiende a ser lo más sencilla y elegante posible, huyendo de barroquismos.

En primer lugar, si disponemos de suficiente vajilla, la elección del plato es importante. Normalmente suele quedar mejor un plato muy neutro, con color pastel claro, o incluso blanco, y si es sin dibujos mucho mejor. Las vajillas clásicas más decoradas son otra opción, siempre que tengan una decoración sencilla y neutra, y si es posible sólo en los bordes.

Las nuevas modas tienden a pequeñas cantidades, sobre todo en la cocina molecular, más experimental. Sin embargo, no es lo mismo si vamos a servir un plato de pasta o un estofado tradicional, las cantidades en este caso pueden ser mayores.

Podemos adoptar diferentes formas de composición básicas:

Composición simétrica. Referida a un equilibrio bilateral y proporcional entre las partes del plato, con un equilibrio entre el peso de los diferentes componentes. Existe igualdad de peso en las dos partes del plato, como alas de mariposa. Transmite una sensación de orden y armonía procedente de la misma Naturaleza.

plato2

Composición asimétrica. Dividimos la composición en dos partes asimétricas, una con mayor peso que la otra. Transmite un mayor dinamismo y tensión, digamos mayor vitalidad.

 Composición rítmica. Repetición de elementos principales con alternancia de otros menos importantes. Crea un efecto dinámico y estimulante, que capta mucho la atención.

plato3

Composición oblicua. Líneas transversales y giradas respecto al espectador-comensal, que crean un efecto tridimensional de profundidad, y que transmite gran dinamismo.

palto4

Composición en escala. Elementos que se repiten con diferentes tamaños, de forma proporcional

plato5

En función de estos conceptos básicos, podemos realizar varios tipos de composición:

Composición triangular o piramidal.
Jugamos con las alturas, formando una pirámide en el plato, o bien un triángulo en plano.

plato6

Composición en cuadrado, tanto en horizontal como en vertical. Establecemos la composición en base a cuadrados o rectángulos simétricos.

plato7

Composición circular o lineal, respecto a un punto central, disponemos los elementos de forma circular u ovalada, creando un efecto de dinamismo muy interesante.

plato8

Estas formas de composición básicas se pueden combinar asimismo en el mismo plato, creando presentaciones más sofisticadas. La experiencia y saber hacer nos guiaran sobre la mejor forma de presentar cada plato.

Una buena recomendación, para empezar, es ensayar en casa diferentes presentaciones con cada plato, hasta ver la que más nos gusta, siguiendo la guía que os he dado en este post. El emplatado y presentación de platos es casi un arte en si mismo, no se aprende en un día, y requiere que desarrollemos un cierto sentido estético.

La presentación es el último paso de la cocina, es la carta de presentación de lo que se ha cocinado, hay una gran parte de lo que comemos que lo hacemos por la vista. Es lo primero que verán y valorarán nuestros invitados o clientes y lo que los puede seducir. A través de la presentación podemos despertar la sensación de apetecible, de irresistible, de querer probar al momento los platos. Tenemos una relación muy estrecha con el mundo por la parte visual, valoramos el tamaño, la forma, los colores, el brillo, la transparencia, la opacidad y todos estos factores intervienen en la valoración de la cocina. Hay culturas que tienen una estrecha relación entre la estética y la comida.
La presentación de los platos a través de la historia ha ido cambiando. Ha habido modas y maneras de hacer diversas, pero siempre ha sido un concepto que de una manera u otra se ha valorado. Aunque hay que decir que en la antigüedad, es en la cocina de los reyes, faraones, cesares o patricios, nobles y caballeros donde la puesta en escena de la comida tiene su máximo esplendor.
La presentación de los platos en la antigüedad no era pensada de forma individual para cada plato, los platos no salían emplatados de la cocina y salían muchos a la vez. Un banquete consistía en varios servicios, o salidas de manjares, que eran transportados con pomposidad a la mesa. En cada entrada de servicio se depositaban los manjares en la mesa, llenándola toda de comida, las piezas mas valoradas y grandes eran depositadas delante del comensal de mayor rango, en estos banquetes no todo el mundo llegaba a todos los platos, estar bien situado era imprescindible para poder comer o degustar todos los platos. Después se retiraba todo el servicio y salía otro, a veces esta puesta en escena iba acompañada de música y espectáculos.

A finales del XVIII y XIX, en la alta cocina, las decoraciones llegaron a tener una gran exuberancia y las comidas eran presentadas con muchos ornamentos.